Marlene Dietrich en fotografías

Fotografiada entre otros por los reconocidos Cecil Beaton, Edward Steichen, el “inoportuno” Erich Salomon  y un listado generoso de otros tantos fotógrafos de los años 30 y 40,  en  los que se encuentra, Eugene Robert Richee con quien logra consolidar su imagen de Diva con algunos toques sutiles de adroginia, esta mujer nacida en Alemania pero nacionalizada estadounidense, hizo de su apariencia un ícono y de su personalidad un mito.

Muchas veces comparada con la leyenda del cine  Greta Garbo, existiendo, según los entendidos del tema, una similitud en sus carreras ya que las dos provenian del otro lado del atlántico y fueron consideradas los rostros más bellos del cine de todos los tiempos, convirtiéndose en las favoritas de los fotógrafos y de Hollywood en los años dorados del cine.

Vale decir que Dietrich hizo su propia carrera, logró suma notoriedad por su participación en el film, el Ángel Azul (Blue Angel); con sus rasgos definidos y bien perfilados a lo que los fotógrafos supieron aprovechar muy bien, ella logró consolidarse entre las más bellas de nuevo junto a su contraparte Greta Garbo, Gloria Swason y Joan Crawford.

Al hacer parte del Star System de Hollywood, contaba con la adecuada asesoría de directores y fotógrafos para procurarle la mejor iluminación y quedar envuelta por una especie de halo místico, este efecto lo conseguía al cubrirse en luz dejando el fondo muchas veces sin iluminar o con escasa luz, lo que la hace resaltar del entorno y producir cierto brillo, un efecto de diamante brillante con su rubia cabellera, ojos claros y blanca tez, adornada a con joyería y lentejuelas para enfatizar la ilusión.

Al cabo del tiempo, ella aprendió todo lo que necesita saber sobre cómo disponer de la iluminación más favorecedora en escena y fuera de ella, a tal punto que ella dirigía su iluminación en los films en los que participaba, para molestias de directores como Alfred Hitchcock.

Para las actrices de la época, era una obligación destacar en su imagen alguna característica particular, ya que en el boyante Hollywood de los años 30 y 40, el surgimiento de rostros femeninos no dio espera a una carrera para ocupar un lugar; Dietrich supo como una de las más importantes, resaltar su mirada, su acento germánico profundo y cierta ambigüedad sexual, una especie de rudeza glamorosa.

Fuentes:
Doctor Macro
Google Images

 

 

Fotografía b&w; el poder del Blanco y Negro.

by Robert Doisneau

El mundo lo percibimos con millones de colores y tonalidades, y aun así pasan inadvertidos muchos otros detalles que nos rodean; en el Siglo XIX, el hombre experimentó con todo tipo de materiales fotosensibles por naturaleza y otros haciendo uso de la química, para obtener una imagen fija de lo que veía y sabía que estaba frente a él, lo que él interpretaba como cierto o quería hacer ver. Estos primeros ensayos dieron como resultado la Daguerrotipia y de ahí al salto de la fotografía de papel, placa, film y como la conocemos en el siglo XXI, digital.

 

by Julia Margaret Cameron

Durante este tiempo de prueba y error de técnicas, descubrimos la maravillosa fotografía a blanco y negro, (porque finalmente la fotografía a color no la conocimos sino hasta la entrada del siglo XX), dicha fotografía nos ha acompañado desde entonces; documentando los acontecimientos propios de cada siglo y las percepciones del ojo tras el visor de la cámara.

Pero, ¿porqué una técnica tan antigua es aún tan valiosa?, a parte de ser la primera representación que del “mundo real” a la que pudimos tener acceso, la fotografía B&W ha adquirido su propio significado, su propio propósito, a tal punto que los fotógrafos la han reinventado como una expresión artística, y es natural, porque ante la ausencia de color el ojo humano tiende a fijarse más en los detalles y las luces y las sombras son su principal prerrogativa.

by Henri Cartier Bresson

El dominio de la técnica, hace de esta una opción versátil a la hora de comunicar algo, pues no contamos con los millones de colores, hermosos sí, pero en ocasiones bastantes distractivos del mensaje original. Amar el procesado a byn no significa odiar el color, al contrario es el reto de interpretar lo que vemos cotidianamente bajo otras condiciones, porque trabajar en byn es como traducir en simultáneo en otro idioma.

Leer el byn es como hacerlo de una partitura musical; todas y cada una de las partes que la conforman tienen un cadencia y una armonía, jugar con los elementos y reinterpretar lo que vemos para darle el sentido que queramos, de eso se trata.

by Ansel Adams

Los grandes exponentes de la fotografía a byn no son únicamente fotógrafos conceptuales, son documentalistas, retratistas, periodistas, paisajistas, publicistas etc, son profesionales de la fotografía especializados en un área de la comunicación (porque la fotografía es expresión),donde encontraron que las imágenes a byn poseen propiedades, que les otorga ese toque particular de concentrar  el interés en descubrir y redescubrir aspectos aparentemente ocultos por las sombras.

Es diferente a la fotografía a color?, el proceso es igual para su captura; cuando hacemos clic con las cámaras digitales, aunque haya cambiado la tecnología, el principio en sí no ha cambiado, solo que ahora la imagen no queda en un película sino es percibida por un sensor que transfiere esta información a un receptor que la almacena para su posterior visualización; incluso en el post-procesado de las imágenes persisten ciertas técnicas de antaño; ahora contamos con un laboratorio digital, que emula en muchos aspectos al clásico cuarto oscuro, obviamente mucho más sofisticado y con cantidad de novedades, pero para buscar un resultado a nivel fotográfico, funcionan los mismos principios para ambos, “equilibrio de luces y sombras”.

 

by Dorotea Lange

Que mejor momento para hacer un recopilatorio de imágenes black & white para ilustrar lo anterior, como es mi costumbre les dejo una selección breve de esta maravillosa técnica. En artículos posteriores, continuaré tratando de este tema.

 

by Man Ray

by Cecil Beaton

by Alexander Rodchenko

by Gyula Brassai

by Erich Salomon

by Eugene Atget

by Hiroshi Hamaya

by Robert Capa

Fuente imágenes: Google Images

Like This!