Diane Arbus: Realmente creo que hay cosas que nadie vería si yo nos las fotografío.

La fotografía siempre nos evidencia la visión y perspectiva de quién está detrás de la lente; del cómo éste,  percibe el mundo y lo que en definitiva logró captar su atención; muchas de las veces son rostros llenos de fuerza y especialmente de mucha belleza, porque somos más receptivos a lo bello, porque creemos que se nos hace más fácil su lectura, su interpretación, y porque posiblemente, muchos de nosotros sabemos que la belleza de los rostros oculta tras de sí miserias más grandes como la sobrecarga de la belleza misma.

Diane Arbus, es una fotógrafa que en sus inicios tuvo bastante contacto con esa belleza; no en vano trabajó junto con su esposo, el también fotógrafo, Allan Arbus para las más reconocidas revistas de moda como la Harper’s Bazaar, Vogue y Esquire en los años 40; sin embargo, años más tarde y ya divorciada de su esposo, se sintió mayormente atraída por otro tipo de belleza, una más marginal y por ende menos apreciada, podríamos decir, que “una más difícil de ver o de considerarse bajo ese término”; luego de recibir la inspiración de su maestra de fotografía, la que de alguna forma logró transmitirle su visión ácida y cruda;  y de otras artes que finalmente la encaminaron en la apreciación de como bien titula este post, “…cosas que nadie vería si yo no las fotografío”.

Diane Arbus, en los años sesenta fotografío, lo que para nosotros en la actualidad todavía observamos, aún con cierta repulsión o recelo, imágenes de esa contraparte de la belleza, donde existe la locura, la pobreza, la soledad (pero no una soledad romántica sino más bien social), y la fealdad.

Aquí, algunas de sus imágenes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diane Arbus:  14 Marzo 1923- 26 Julio 1971

Like This!