Zhang Jingna, imágenes románticas y sensuales.

Zhang Jingna

Con apenas 23 años, la China Zhang Jingna se ha ganado su espacio en el mundo de la fotografía, con la exquisitez de sus imágenes y el cuidado que tiene en los detalles, ese cuidado y porqué no decirlo, “romanticismo femenino” que imprime en cada una de sus tomas; mas que una promesa se puede considerar ya la poseedora de un estilo, ver un trabajo suyo es ver su marca. No soy de las personas que le guste mucho la fotografía dedicada al fashion, pero reconozco que su tipo de trabajo tiene un encanto particular, logra transmitir cierta sensación melancólica, pero a través de una melancolía glamorosa y tal vez esta sea la razón de la cual me he prendado de su trabajo.

No en todos los casos pero sí los más frecuentes, cuando observo una revista de moda, a mí en lo particular me resulta sumamente aburrido y no es porque no me guste la moda, simplemente las fotografías fashion resultan ser la copia, una de otra entre páginas, además, la extrema delgadez de las modelos me produce cierta impresión negativa.

Con esta fotógrafa he encontrado cierto emoción perdida, un emoción que me recuerda las fotografías del Hollywood de los años 30,  eso sí adaptada a nuestro tiempo, pero conservando el romanticismo y en especial la exaltación del cuerpo femenino por un elegante y ante todo suave vestido, donde realmente parece ser propiedad de quien lo viste. Su buen ojo para la moda es dada su primera inclinación al estudiar diseño de modas pero que dejó a un lado una vez entró en contacto con lo que hoy es su profesión, la fotografía. Esto le ha permitido sumar sus conocimientos en los dos campos y lo que dio como resultado es lo que a continuación les comparto en este post.

Si deseas ver más de la artista, clic en el enlace oficial de su página que se encuentra al final de este post.

























Anuncios

Richard Avedon, más allá del glamour.

Fotógrafo Americano, Richard Avedon fue principalmente conocido por sus fotografías para la revista de moda Harper’s Bazaar y sus colaboraciones para Vogue, Life, Look entre tantas otras. Su trabajo se distinguió, porque sus modelos, especialmente las estrellas de hollywood, presentaban una faceta sobre sus vidas hasta ese momento intocable para muchos fotógrafos, “su alma”, la forma en que Avedon logra captar o es más propio decir ,”capturar” el instante en que el protagonista se muestra realmente como es, sin la pose y dejando de lado la perfección estética, en búsqueda de la “esencia” del fotografiado. ¿Cómo lo hizo? y es más, en una época donde el glamour y la belleza tenían la marcada importancia que vemos hoy en día?; pues Avedon se asistía de largas sesiones fotográficas entre 3 y 4 horas por jornada, de tal modo que sus modelos finalmente cansados cedían sin percatarse del clic incisivo de Avedon, a eso le llamamos “romper paradigmas”.

Pero no fue este su principal logro, su estilo imitado por muchos, es hoy en día su legado, a 6 años de su muerte (1 Octubre 2004), se le recuerda hoy por sus trabajos que fueron innovación en su momento y que son el referente de una época más que de una forma para hacer fotos Fashion. Es importante traer a la memoria su trabajo en los años 70 para el Museo Amon Carter; muestra de su versatilidad como fotógrafo para no ser etiquetado únicamente como retratista de moda; en un largo viaje por el Oeste de los Estados Unidos, Avedon captó con su lente, imágenes de personajes desconocidos, comunes y corrientes, extrayendo de ellos información de una cultura, de una actitud y una postura ante la utopía del sueño americano; jugando con la luz natural del entorno y frente a un fondo blanco como fue su costumbre, los personajes desfilan ante sus ojos, mostrando más de sí ante cada clic pero sin tener la verdad absoluta sobre ellos, solo una parte de su historia.

Sus comienzos en la fotografía fueron con una cámara Rolleiflex, siendo un obsequio de su padre en los años 40 y con la que captaba instantáneas de marinos mercantes; se sabe por ejemplo, que para su trabajo para el Museo Amon Carter, utilizó una cámara de gran formato o cámara de placa donde obtuvo un total de 17.000 placas de película, de las cuales hizo una selección de 123 para el libro que posteriormente surgió como resultado llamado In The American West.

Las cámaras de gran formato fueron una constante en su estudio, sin embargo la Rolleiflex fue su compañera y de ella se tiene evidencias de unas famosas tomas a Blanco y negro  a The Beatles, logradas también en combinación con unas lentes Zeiss Planar.


 

Y para la muestra un botón…o una serie de fotografías de este famoso fotógrafo, un poco de inspiración:


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Like This!