Colin Firth, historia en fotos

Actor Británico ganador de un Oscar en este año, entre otros merecidos premios; es mi elegido en una secuencia de fotografías que recopilan parte de su carrera, no llevan un estricto orden cronológico pero si es una muestra no solo del paso del tiempo, sino que a mi parecer demuestra que a algunos personajes entre más edad tienen…mejor lucen; en el aspecto meramente fotográfico, podremos ver el cambio del estilo en la misma concepción de las imágenes, es curioso pero definitivamente las fotos más recientes son así las más sofisticadas…en parte porque la dignidad de la edad y obviamente el renombre del artista merecen cada vez un tratamiento más exclusivo y especial.








Fuentes: FanPop y Google Images

Ralph Fiennes, historia en fotos

Me he ausentado un poco del blog, por una serie de actividades pero vuelvo con nuevos post, hoy con una sucesión de imágenes de un actor británico de larga y nutrida trayectoria, lo traigo en esta oportunidad como siempre es mi costumbre por la serie de fotografías realizadas a lo largo de su carrera, para revistas, magazines, pósters, books, incluso de archivo personal, creo que las instantáneas de nuestra vida son la estela que dejamos como un cometa que solo está de paso. Con ustedes Ralph Fiennes (las imágenes no llevan estricto orden cronológico):


















Imágenes de fotógrafos como: Kalpesh Latiga, David Bailey, Ben Watts, Phil Knott, Brigitte Lacombe, Jacques M Chenet, Helmut Newton, Ivan Kyncl, Jeff Vespa, Peter Boldon, Nigel Parry,Perou entre otros.

Fuente imágenes: ralphfiennes-corner.net / listal.com

Tributo al Rey: Clark Gable, el monarca más querido.

Es la oportunidad de mostrar toda una vida actoral resumida en fotografías, como ya bien he dicho, me gustan las fotografías de Hollywood de los años 30 al 50, por lo tanto mis tributos son más a los actores que hicieron grande esa época, porque así mismo sobresalieron por su técnica y estilo, muchos de los fotógrafos que los enaltecieron en imágenes y que escribieron parte importante de nuestra historia de la fotografía.

Para este actor Americano, como para aquellos que hicieron parte de la nutrida época de oro del cine hollywoodense, disponían de un grupo de fotógrafos contratados por cada uno de los estudios de cine para que registraran los pormenores de cada uno de sus pasos, para de este modo utilizarlos como material promocional en revistas de chismes o del corazón (actualmente eso no es ninguna novedad, pero en esa época todo era fríamente calculado, de tal modo que el artista no se vería nunca en una situación que perjudicara su imagen), existe un gran archivo de imágenes tanto personales como dentro de los escenarios, incluyendo pruebas de vestuarios o casuales en los descansos entre filmaciones, y obviamente están los fotógrafos tan afamados como como Sinclair Bull, haciendo las placas que irían a la publicidad de la película.

Ahora bien, les comparto algunas de las imágenes del reconocido “Rey”, más amado por muchos que otros nobles con el título por línea de sangre que por mérito.

Fue y aún es considerado un ícono de la masculinidad según parece como ningún otro, en una época en que la suma de belleza física + rudeza + picardía, encendía los corazones no solo de sus seguidoras sino también la admiración de los hombres; fue en su tiempo, lo que luego fue Marlon Brando también años más tarde y lo es tal vez Johnny Depp en nuestros tiempos: Un referente.

Como artista del espectáculo también se realizó algunos “retoques” entre quirúrgicos y otros trucos, para disimular algunos defectos físicos, en especial sus orejas grandes, que en principio los fotógrafos procuraron ocultar con algunos ángulos no frontales para visualmente reducir su tamaño, lo que es un buen tip para los que nos gusta hacer fotografía de retratos, además del uso de la luz para enfatizar el carácter del actor, que en sus primeros años, buscaron siempre resaltar en su rostro sus ojos claros bajo las pobladas cejas y posteriormente cuando adoptó como marca personal, su cabello engominado y su delgado mostacho.

Y es precisamente el manejo de la luz que envuelve a Clark Gable, dotándolo de cierto halo de carisma seductor, destacando sus rasgos más perfilados y atractivos gestos premeditados, adoptando el tipo de iluminación “Butterfly” que impusiera desde entonces Hollywood.

Como todo en un comienzo y mientras se hacía del prestigio que ahora le conocemos, Clark Gable en sus inicios, no reflejaba esa confianza y masculinidad que las hizo su firma personal y profesional, como se evidencia en sus primeras fotografías, es otro el tono y manejo de sus primeras placas:

Hasta ir encontrando la postura, el vestuario, la mirada y el gesto adecuado:

…hasta encontrarlo, la firma personal en imágenes a través del paso de los años:

Espero les haya gustado.

Fuente de las imágenes: doctormacro.com

Marlene Dietrich en fotografías

Fotografiada entre otros por los reconocidos Cecil Beaton, Edward Steichen, el “inoportuno” Erich Salomon  y un listado generoso de otros tantos fotógrafos de los años 30 y 40,  en  los que se encuentra, Eugene Robert Richee con quien logra consolidar su imagen de Diva con algunos toques sutiles de adroginia, esta mujer nacida en Alemania pero nacionalizada estadounidense, hizo de su apariencia un ícono y de su personalidad un mito.

Muchas veces comparada con la leyenda del cine  Greta Garbo, existiendo, según los entendidos del tema, una similitud en sus carreras ya que las dos provenian del otro lado del atlántico y fueron consideradas los rostros más bellos del cine de todos los tiempos, convirtiéndose en las favoritas de los fotógrafos y de Hollywood en los años dorados del cine.

Vale decir que Dietrich hizo su propia carrera, logró suma notoriedad por su participación en el film, el Ángel Azul (Blue Angel); con sus rasgos definidos y bien perfilados a lo que los fotógrafos supieron aprovechar muy bien, ella logró consolidarse entre las más bellas de nuevo junto a su contraparte Greta Garbo, Gloria Swason y Joan Crawford.

Al hacer parte del Star System de Hollywood, contaba con la adecuada asesoría de directores y fotógrafos para procurarle la mejor iluminación y quedar envuelta por una especie de halo místico, este efecto lo conseguía al cubrirse en luz dejando el fondo muchas veces sin iluminar o con escasa luz, lo que la hace resaltar del entorno y producir cierto brillo, un efecto de diamante brillante con su rubia cabellera, ojos claros y blanca tez, adornada a con joyería y lentejuelas para enfatizar la ilusión.

Al cabo del tiempo, ella aprendió todo lo que necesita saber sobre cómo disponer de la iluminación más favorecedora en escena y fuera de ella, a tal punto que ella dirigía su iluminación en los films en los que participaba, para molestias de directores como Alfred Hitchcock.

Para las actrices de la época, era una obligación destacar en su imagen alguna característica particular, ya que en el boyante Hollywood de los años 30 y 40, el surgimiento de rostros femeninos no dio espera a una carrera para ocupar un lugar; Dietrich supo como una de las más importantes, resaltar su mirada, su acento germánico profundo y cierta ambigüedad sexual, una especie de rudeza glamorosa.

Fuentes:
Doctor Macro
Google Images